sábado, 4 de junio de 2016

Ilustración: En honor a Paul McCartney



¡Muy buenas!

Hoy os traigo el retrato de un amigo mío muy especial al que, por cierto, tuve la suerte (ENORME) de ver trabajar el pasado 2 de Junio. Y digo esto porque aquí el colega es cantante, compositor, músico, genio y un montón de cosas más. Paul McCartney (al que muchos llaman Sir Paul) es un tipo que me encanta y, además, adoro su trabajo. Su música suele acompañarme siempre que me pongo a escribir o a vérmelas con las acuarelas y los lápices y, quizás por eso, el trabajo se hace más llevadero y agradable.

El caso es que fui a verle y, desde luego, estuvo en su salsa. Él no creo que se diera cuenta, más que nada, porque conmigo había unas cuarenta y una mil personas más en un estadio (fíjate si es famoso y le sigue gente) Verle cantar y tocar (¡y cómo canta y cómo toca!) en directo es un sueño que, por suerte, he podido hacer realidad en varias ocasiones y, aunque suene un poco chulesco, me siento bien orgulloso de ello.

El caso es que, después del concierto, se me ocurrió una cosa: ¿Y si hago un dibujito en su honor? Pues, dicho y hecho y esto es lo que me ha salido. Esta vez he combinado técnicas. Me explico: el dibujo principal está hecho con acuarelas, tinta India y toquecitos de lápices de colores y pastel. Por cierto, como puedes comprobar, el papel es muy rugoso y, aunque lo bombardees con agua, no se arruga ni a la de tres. Además, aporta cierta textura al acabado final que queda muy bien. Vamos, que es ideal para trabajar la acuarela.

¿Y ese fondo? Pues con la ayuda de un programa muy potente (y, a veces, complicado) que se llama Photoshop, he cogido el papel de dibujo, lo he recortado (de manera digital) y lo he rellenado de negro (también de manera digital) Lo bueno de esto es que, ni te cortas con las tijeras ni te manchas de pintura. ¡Qué cosas!

Este es el resultado.

¿Os gusta?

¡Huy, se me olvidaba! Mi amigo Paul también fue componente de un grupito hace unos cuantos años llamado The Beatles, pero eso ya es otra historia. ¡Seguro que si preguntas a tus padres o a tus abuelos les suenan!







¡Felices garabatos!


2 comentarios:

  1. ¡Me encanta Paul y esta ilustración es lo más! ¡¡Qué suerte haberlo visto en concierto!! ¡¡Es una leyenda viva!! Seguro que te vio ;) Cuando estuve el pasado verano en Londres estuve en Abbey Road y fue una experiencia que nunca olvidaré. ¡¡Viva Paul y los Beatles!!

    ¡Nos leemos y enhorabuena otra vez!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!

      ¡Me alegra ver que compartimos el mismo sentimiento hacia Paul! Es curioso porque yo me refiero a él como tú lo has hecho, es decir, como "Una leyenda viva" porque este señor sobrepasa eso de "ser famoso" Le he visto en tres ocasiones (la primera fue en Barcelona y dos en Madrid) y estuvo espectacular pero lo del pasado dos de junio fue una total genialidad.
      Cuando estuve en Londres también fui a Abbey Road y, por supuesto, pateé el paso de cebra, toqué el muro de las pintadas... De todo lo que hacen los turistas. Y, ya, de paso, entré en éxtasis jejejeje.
      Celebro que te guste el dibujito. Durante el concierto (mientras cantaba Obladi-Oblada que, por cierto, hizo que el Vicente Calderon temblara) me dije, "tengo que dibujarle" Y este es el resultado.

      ¡Muchas gracias y nos leemos!

      Eliminar