miércoles, 17 de febrero de 2016

Astérix y los pictos


¡Muy buenas!

Hoy os traigo como recomendación un cómic muy especial. 

¿Hace falta que presente a los personajes? ¡Claro que no! Estoy seguro de que, si no has leído alguno de los álbumes de Astérix y Obélix, habrás visto una de sus películas o, al menos, alguna de sus viñetas. 

Pero, ¿por qué este cómic es especial? Por una razón muy sencilla pero no por ello poco importante: es el primer álbum del personaje que no está dibujado por Albert Uderzo, uno de los creadores de la serie original. El hombre se ha jubilado y ha pasado el testigo a Jean-Yves Ferri al guión y a Didier Conrad a los lápices.




¿Qué nos vamos a ver aquí? Pues os voy a decir lo que me he encontrado yo: ¡un cómic divertidísimo de principio a fin! 

Imaginad que la aldea gala está tan feliz... hasta que aparece un bloque de hielo en la playa. Y, dentro del mismo, un hombretón, un picto llamado Mac Loch. Lo malo es que no habla muy bien y, si lo hace, usa, atención, letras de canciones clásicas: Obladi-Oblada, Jingle Bells, Staying alive... Por supuesto, Astérix y Obelix le acompañarán a su país y, de paso, ayudarle a recuperar el trono frente al malvado Mac Abeo, un traidor que, para más inri, se ha aliado con los romanos. Sumadle un censor del César para contar galos (cosa que parece fácil ¿verdad? Pobre hombre...), una bella novia llamada Camomila, pictos de todo tipo (blancos, barrigudos, pintados, risueños, amarillos...) o una nutria gigantesca en cierto lago llamado Ness y el resultado es, como dije, un álbum de muchos quilates. Ah, y, que no se nos olvide, Obelix está en plena forma y reparte leña con esa facilidad suya tan especial, ya sea a pictos malvados o a los pobrecitos legionarios romanos que, no lo olvidemos, solo tratan de cumplir con su trabajo.

¿Qué os puedo decir? A mí me ha encantado y estoy deseando leer nuevas aventuras. Vuelve el humor con juegos de palabras, los dobles sentidos, los chistes para niños unidos a los guiños a adultos y, en definitiva, vuelven Astérix y Obélix. 

¿Os animáis? ¿Lo habéis leído ya? Pues, ¡estaré encantado de saber vuestras opiniones!

¡Felices lecturas!



No hay comentarios:

Publicar un comentario