domingo, 30 de noviembre de 2014

De la hoja en blanco a la ilustración: Dignidad Z


¡Muy buenas a todos!
 
Hoy inauguro una nueva sección en el blog que he llamado "De la hoja en blanco a la ilustración", donde podréis ver los pasos que doy para completar un dibujo desde la idea hasta el acabado final.
 
¡Espero que os guste!
 
Empezamos con la última ilustración publicada, Dignidad Z.
 
Primer paso: la idea. A los zombis siempre los representan lentos, idiotas y patosos. ¿Y si también los hay lectores e intelectuales? Un trozo de papel, lápiz, tres garabatos rápidos y ya tengo el boceto.
 
 
 

A veces, salvo que lo tenga muy claro, me gusta explorar otras opciones, como esta. De nuevo, algo rapidito.


 
 
Y, ¿qué cara le pongo a mi zombi? Nada, cuestión de darle al lápiz.
 
 






Una vez que tengo las cosas más o menos claras, hago un dibujo a lápiz en una hoja de papel más limpia y menos arrugada. El detalle de las moscas es un poco morboso pero lo he mantenido desde el principio. ¡Soy así!

¿Veis que en el cuadro he escrito "Foto"? Eso es porque, en un principio, iba a dibujarlo. Luego pensé que mi amigo el ordenador podría ayudarme en eso.



 
 
Mi parte favorita: el pasado a tinta. Sin prisa, repaso el dibujo y le doy volumen en ciertas partes (léase donde la línea es más gordita) He utilizado una herramienta muy chula que se llama rotulador con punta de pincel, que es un rotu que, como su nombre indica, tiene una punta muy blandita y flexible, como la de un pincel.
 


 
 
Y... ¡TACHÁAAN! Aquí os dejo el acabado final. Para colorearlo, he usado el ordenador y una paleta gráfica. ¿Recodáis el detalle del cuadro? Pues he buscado una foto de un actor que me encanta, Bela Lugosi, y la he insertado ahí. Y, además, he decidido que mi amigo zombi lea El Quijote. ¡Como debe ser!
 


 
 
 
Esto ha sido todo. ¿Os ha gustado? ¡Espero que sí!
En breve, colgaré más procesos.
 
¡Felices lecturas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario