lunes, 23 de diciembre de 2013

17 de diciembre de 2013: visita al colegio Los Rosales.


¡Hola a todos!

Como ya os dije en la anterior entrada, el 17 de diciembre estuve presentando en el colegio Los Rosales mi libro "La máquina cambiante" a los alumnos de cuarto de Primaria. Muy bien, aquí os dejo la crónica de la visita...

Para empezar, el aperitivo vino con un espectacular cartel muy bien colgado y muy visible en la pared donde las dos clases se explayaron escribiendo y dibujando cosas basadas en el libro.





Imaginaros mis sorpresa cuando, no solo interpretaron los dibujos de Virgina, la ilustradora...

 
Santiago nunca estuvo tan guapo...
 
Ni Escorbuto tan enfadado


Ni Torrón tan concentrado.


... También dieron su propia versión de personajes que no están ilustrados en el libro, como el alcalde...


... ¡O, mi favorito, el cabezón de Malasaña!



Así, regordete y bobalicón.


La presentación fu muy sencilla. Primero, una pequeña charla acerca del libro y mis motivaciones para ser escritor. Luego, una de las partes que más me gustan: una buena sesión de preguntas muy bien pensadas y mejor realizadas. Si alguien cree que los niños no hacen preguntas agudas e interesantes, está tan equivocado como un trozo de turrón en verano. Y, como guinda, una sorpresa: ¡la directora se pasó por allí y se unió a la entrevista!

Servidor tratando de responder a las preguntas.




Después, hicimos un taller de escritura creativa. Así, en cartulinas grandes, los chicos, por grupos, realizaban una versión alternativa de La máquina cambiante donde añadían, quitaban o cambiaban algo a la historia: en una, se variaba el tipo de máquina; en otra, Torrón era el villano o, en alguna, Willy pasó de perrito a dinosaurio... Y, como para muestra, vale un botón, yo os dejo varios. Atentos; toda una lección de creatividad e imaginación:








Aquí Leyla se convierte en... ¡Hada!





 
Todo un clásico...





Escorbuto... ¡¡rey!!

Pero semejantes trabajos no fueron fáciles de hacer; todo requiere concentración y esfuerzo. Y, si hay que tirarse al suelo, pues uno se tira y listos...





Sacando fotos pero sin romper la concentración... 




Y, de remate, una sorpresa: me regalaron esta preciosa carpeta que, por cierto, ya está llena de proyectos que, espero, pueda compartir en algún momento del futuro.




Pues esto ha sido todo. Una mañana muy agradable y unos pequeños lectores muy trabajadores. ¿Qué más se puede pedir? Cómo no, no hay palabras para agradecer a las profes, Lola y Eva, la oportunidad que me han brindado. Gracias, compañeras; es un placer trabajar con vosotras. Y otro tanto para el equipo directivo por cuadrar horarios y permitirme compartir las aventuras de esta Máquina Cambiante.

A todos, de nuevo, ¡¡¡infinitas gracias!!!





Aquí os dejo un pequeño montaje con las opiniones de los chicos...



¡Felices lecturas!

6 comentarios:

  1. hERMOSAS IMAGENES

    Buen día, paso a tu lindo blog, para desearte Feliz navidad, que la paz y alegría reine a tu hogar, besos!!

    <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, EvyLO.
      Sí, fue un día muy entretenido.
      Te deseo una muy feliz Navidad y que 2014 te traiga muchas cosas buenas.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  2. ¡Hola, Israel!

    Por lo que veo fue un día fantástico. Ver que los niños han respondido tan bien a tu historia debe de ser un auténtico halago ya que los niños son unos críticos muy sinceros y si hay algo que no les gusta te lo dicen. Veo que en tu caso quedaron encantados. ¡Felicidades!

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!
      Tú lo has dicho: fantástico. Tienes toda la razón cuando dices que son unos críticos sinceros. Yo añadiría, también, implacables pero, por suerte, el libro les gustó. Ahora, a seguir trabajando en otros.
      ¡Gracias por comentar y feliz Navidad!

      Eliminar
  3. ¡Vaya experiencia para los niños! Yo nunca tuve la suerte de tener un taller de escritura creativa en el cole donde estudiaba y menos dirigido por un escritor. Se lo han debido pasar genial y tú ya ni te cuento. Felicidades por el éxito dentro de un público tan exigente.

    ¡Un saludo y Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Lu!

      La verdad es que, aunque parezca que no, hacer una charla-taller con los niños es toda una experiencia (¡para ellos y para el que la realiza, claro!) y una gozada sentir de primera mano las experiencias de un público tan selectivo con lo que le gusta y lo que no hacia la obra que has hecho.

      ¡Gracias por el apoyo!
      Nos seguimos leyendo y muy felices Fiestas...

      Eliminar