domingo, 30 de junio de 2013

El Pirata Patapalo



¡Muy buenas!
 
 
Estaba yo tan tranquilo  haciendo garabatos en un folio cuando me he encontrado con un pirata fiero como él solo. Al principio me he asustado un poco porque los piratas tienen muy mala fama pero, como siempre me han apasionado sus aventuras, me he lanzado a conocerle.
 
 
Mirad por dónde, acabamos en la taberna más cercana y hemos bebido uno a la salud del otro. Él ha llenado su jarra con vino tinto. Yo he preferido la tinta, pero china. Hemos hecho un trato: yo le hago un retrato y él no me rebana el gaznate con ese sable tan afilado.
 
 
¡Al final, hasta nos hemos hecho amigos!
 
 
 
¡Felices lecturas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario