domingo, 4 de septiembre de 2016

Ilustración: Tarzán


¡Muy buenas!

Hoy os traigo este retrato de un amigo mío que conocí cuando fui a la Selva Misteriosa. 

La verdad es que es un amiguito muy peculiar porque, a ver, no es que sepa escribir o las tablas de multiplicar, pero es capaz de hablar con los leones, jugar en el agua con los hipopótamos o columpiarse de un árbol a otro usando lianas con una facilidad pasmosa. ¿Que hay que pasar una mañana con los cocodrilos? Pues la pasa... ¡y hasta chapotea con ellos y les lanza ramas! Mira al cielo y sabe si va a llover o si va a hacer calor y, cuando te invita a comer, te sirve un huevo de avestruz frito con patatas. Además, tiene una amiga mona que es muy juguetona y que se llama Chita.

Nada, voy a ver si, para el próximo puente, le hago otra visita...






Tarzán
Autor: Israel Campos.
Técnica: Acrílico, lápices de colores y pastel.




¡Felices garabatos!



No hay comentarios:

Publicar un comentario