sábado, 12 de marzo de 2016

De la hoja en blanco a la ilustración: Star Wars: Episodio VII - El despertar de la Fuerza: ¡HEMOS VUELTO!



¡Muy buenas!

Hoy os traigo el proceso de realización de una ilustración que es muy especial para mí. La hice con motivo del estreno de El despertar de la Fuerza, el episodio VII de La guerra de las galaxias y lo publiqué, desde la más absoluta pasión de fan, la mañana del día del estreno de la peli.

El caso es que, cuando vi el trailer en el cine y salieron Han y Chewi casi lloro de la emoción y esta imagen se me quedó grabada:





Así que me dije "Tengo que hacer un dibujito basado en esta imagen" Y eso fue lo que hice. Muy bien, estos son los pasos que di para llevarla a cabo:


Este fue el primer dibujo que realicé a mano alzada  modo de boceto muy rápido y, todo sea dicho de paso, muy feo. Los bocetos rápidos tienen eso, que parecen muy cutres. Lo que quería era encajar a los personajes (esa vista desde abajo es algo complicada de reproducir. Los guionistas lo llaman "ángulo contrapicado") e intentar ser fiel a la pose original. Pero, sobre todo, te habrás dado cuenta de una cosa: no es un dibujo realista y lo hice así a propósito; de ahí los ojos redondos y grandes. Por cierto, sabía desde este momento que la sonrisa torcida de Han Solo me iba a dar problemas pero, nada, hay que pelear lo que haga falta.


Lo reconozco. Ver esto asusta.



Después se pasa el boceto a un papel de dibujo más grueso para que, cuando aplique la acuarela y el agua, no se arrugue ni se ponga muy feo. Siento no tener una foto de ese paso pero estaría tan flipado ante la perspectiva de la nueva peli que, seguro, se me pasó. Sí te puedo decir que primero hice una versión en un papel normal y corriente y luego, con una mesa de luz, lo calqué al papel definitivo.

Vale, sigo. Las primeras capas de color las doy muy diluidas en agua. Empecé con Chewi (le llamo así porque es amigo mío) porque sabía que, con tanta pelambrera, iba a ser de lo más interesante. Si te fijas, primero di una capa de marrón clarito y luego, con algo más de pintura, comencé a pintar en la dirección del pelo (los wookies tienen mucho pelo, supongo que lo sabes) De ese modo, podía ir definiendo las formas pero, ¡OJO!, procurando no hacer manchones de pintura. Aquí debo confesarte una cosa: me lo pasé pipa haciendo esto.





Con Han (le llamo así porque este no es que sea un simple amigo: es mi colega del alma) la cosa fue más sencilla y solo tuve que aplicar las primeras capas en forma de colores planos. Como puedes ver, hice lo mismito con el fondo. Una cosita: ¿notas manchas claras y oscuras? Un trocito de papel higiénico ayuda a hacer esas texturas y, de paso, quitar el exceso de agua. ¡Qué gran invento el papel higiénico!






Vamos allá con el rostro del capitán Solo. Empiezo con el pelo. Y, ¿porqué los ojos son color carne? Porque luego eso se puede arreglar. Por cierto, la nariz, igual de torcida que la sonrisa me costaron pero creo que, al final, la cosa salió adelante.




Tras esta capa inicial, suelo ir a tomar un cafe, acariciar a mi gata y, en definitiva, relajarme un poco. Hay que dejar que el color se seque porque, si eres impaciente, puedes meter la pata hasta el fondo. Una vez seco, comienzo a definir todo lo que se me pone por delante. Aquí os dejo cómo lo hice con Chewi: dando distintas pinceladas de color, con más pintura que agua, a la vez que defino el pelaje wookie. Lo admito, me tuve que andar con mil ojos para que las pinceladas no se mezclaran y, de ese modo, no pasarme al Lado Oscuro. Lo que ves aquí son tres tonos distintos de marrón.




Y lo mismo hice con Han. 





El conjunto ya va tomando forma. Lo oscuro tira a oscuro y lo claro se diferencia de la sombra. Aún así, queda trabajo por delante.






Es hora de utilizar el color blanco para dos cosas: tapar los ojos de Han y definir ciertas formas en el pelo de Chewi. Para ello, utilizo acuarela líquida de color blanco que, ¡Oh, lá, lá!, es opaca y cubre que no veas. Esto, aunque de manera muy sutil, ayuda mucho a que el dibujo cobre vida.




Un primer plano de Han para que veas lo que acabo de explicar. Por cierto: el blanco se aplica a ojos o dientes.





Ahora viene mi parte favorita: el entintado. Yo uso una plumilla muy flexible (a veces creo que me la voy a cargar cuando aprieto) y tinta india, que es muy negra y muy brillante. Con Chewi no era cuestión de perfilar todo el dibujo. Toquecitos de plumilla aquí y allí hacen su trabajo. "¡OOOOUARRRGG!, que diría él.




Sigo con el capitán Solo...
Fíjate que no solo se trata de pasar la línea principal del dibujo: también hay que poner detallitos y entintar con líneas gruesas lo que es necesario y con otras más finas lo que se precise. Lo repito: esta es mi fase favorita y me recreo todo lo que puedo en ella. Por eso, eso de poner rayitas es algo que me chifla.




Con paciencia, pero disfrutando, termino de entintar todo el dibujo. Observarás que el fondo no está pasado a tinta. Eso lo hago para que las figuras centrales destaquen aún más. Con respecto al fondo, suelo usar toques de lápices de color y pastel para sobrar o dar un poquito de textura. Se puede decir que es el remate final. 

Y este es el resultado:




Esto ha sido todo. Espero que te haya gustado y que no me haya enrollado mucho pero es que, en cuestión de La guerra de las galaxias, no puedo evitarlo. Eso sí, confío en que a Chewi le agrade porque, por todos es sabido, los cookies tienen mucho genio y no quiero que me arranque los brazos. Con respecto a Han, he quedado con él un día de estos para darle el dibujo y, de paso, que me de una vuelta en el Halcón Milenario, que siempre es una pasada y una gozada del tamaño de una estación de combate. Además, el muy pirata, me prometió que, si le gustaba, lo colgaría en la cabina del Halcón.

¿Qué te ha parecido? 
¡No te cortes; comenta lo que quieras!

Recuerda que, en el apartado de "De la hoja en blanco a la ilustración" que hay en el cuadro de la derecha, podrás ver más procesos de dibujo.

Hasta la próxima y... ¡felices garabatos!


4 comentarios:

  1. ¡Me encanta! Yo no podría hacer esto xD ¡Muchas felicidades otra vez! Por cierto, a ver si un día haces una de Doctor Who jejeje Es broma :)

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Laura!
      Queda apuntado lo del doctor Who jejejejejejeje.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  2. Israel, me ha encantado. Tendrías que ir pensando en un taller para torpes y así podría pillar algo para mis garabatos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Jerby! Es un placer compartir experiencias con vosotros.

      ¡A vuestra disposición!

      Nos leemos...

      Eliminar