sábado, 15 de marzo de 2014

La odisea


¡Muy buenos días a todos!

El otro día os presenté a mi amigo Ulises de Ítaca (que, por cierto, espero que haya llegado a su casa de una vez)

Pues bien, hoy os traigo una obra basada en sus aventuras: LA ODISEA.

¿Has oído hablar de El caballo de Troya? Pues bien, fue obra de Ulises, rey de Ítaca, y que era un tipo muy listo que tenía muchas y muy buenas ideas. Ahora imagina esto: después de destruir Troya, Ulises y su tripulación deben regresar a Ítaca su casa. Pero algo fue muy mal o su GPS falló porque, en el viaje de regreso, van a enfrentarse con un montón de peligros y vivir increíbles aventuras. ¿Te digo unas cuantas? Pues un gigante con un solo ojo que se los quiere comer (este es uno de mis episodios favoritos), una reina bruja que convierte a los hombres en cerdos (sí, has leído bien) o monstruos marinos impresionantes. Añádele un viajecito a los infiernos y una competición con arco incluida. ¿Hay más? Toma, claro, pero te dejo que lo descubras tú mismo.

Polifemo: gigante, comilón y borrachín.

¿Y quién tuvo una imaginación tan portentosa para escribir esto? Pues un señor llamado Homero (sí, como Homer, el de los Simpsons) que nació en Grecia hace un porrón de años, más o menos en el siglo VIII a. C. ¿Y cómo es que, si escribió hace tanto tiempo esta historia, seguimos hablando de La Odisea? Porque es una obra maestra y estas nunca pasan de moda.

Por cierto, lo mismo que hoy día se hace en el cine Iron Man 1, Iron Man 2 o Iron Man 3, la gran obra de Homero tiene dos partes: La Iliada y La Odisea. Ambas, maravillosas.

Y ahora voy a contarte un secreto: La Odisea es una obra tan estupenda que, depende de la edad que tengas, la puedes leer de varias formas. Por eso, hay ediciones para los adultos y para los niños, como esta que os dejo:


Como podéis ver, está escrito por Rosa Navarro Durán e ilustrado por Francesc Rovira.

Y, de paso, deciros que esta historia se ha llevado muuuuuuuchas veces al cine. Mi versión favorita es la que protagonizó un señor llamado Kirk Douglas allá por 1954. Pregunta a tu padres o abuelos; verás cómo le conocen. 

El momento del arco...

¿A qué estás esperando? ¡Sube al barco de Ulises y vive la aventura! Luego, si quieres me cuentas...

¡Felices lecturas!

2 comentarios:

  1. ¡Hola, Israel!

    ¡Una entrada fantástica! ¡Me están dando ganas de leermela ya! Me encanta que se adapten estos grandes clásicos para los más peques a través de ilustraciones que puedan llamar su atención y, de esta manera, aprenden sin apenas darse cuenta. Hace un mes más o menos, fui a la biblioteca para buscar material para mis clases y en la sección infantil estaban las obras de Poe adaptadas para los más pequeños y con unas ilustraciones espectaculares. ¡Me encantaron! Era la primera vez que me pasaba por la sección infantil y me encontré con grandes joyitas. A partir de ahora iré más a menudo jeje Incluso me llevé un ejemplar de "La carta robada" para echarle un vistazo en casa. ¡Enhorabuena por la entrada!

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!

      Me alegro mucho de que te haya gustado la entrada. La verdad, La Odisea me parece una historia alucinante; no pasa de moda y es la esencia más pura de la aventura más clásica.
      ¿Poe para niños? Puede que me equivoque pero creo que sé de que libro hablas. De hecho, espero compartirlo aquí muy pronto (el jueves, para ser más concreto, lo tuve en mis manos jejejejejeje) Te recomiendo que pases más a menudo por la sección infantil. Yo suelo hacerlo y, como dices, las joyas abundan y están ahí, al alcance de la mano. Yo mismo he visto, por ejemplo, El cid o 20.000 leguas de viaje submarino...
      Por cierto, ya que has sacado el tema (habrás comprobado o que Poe me encanta) no hace mucho que vi una nueva edición de La Narración de Arthur Gordon Pym en tapa dura que tiene una pinta que no veas.

      ¡Gracias y nos leemos!

      Eliminar